Una vaquería con empuje de prócer

En Carabobo, los campesinos del consejo comunal Majaguito desarrollan una vaquería solidaria en las tierras que pisó Pedro Camejo

Tal vez de tres a seis meses tuvieron que esperar los campesinos del consejo comunal Majaguito, en el estado Carabobo, para dar el zarpazo final: con la adquisición de 35 reses y 5 toros, completaron el combo de 95 cabezas de ganado pastando en la tierra de la comuna. Un zarpazo increíble, si se piensa que las 60 reses que habían comprado antes, venían preñadas. A partir de aquí, la cría y el engorde de ganado, como proyecto de economía solidaria, dejó de ser una improbabilidad.

La difícil chamba de ser campesinos se la conocían de arriba abajo: años sembrando entre las altas montañas Las Dos Bocas y El Papelón. De modo que el proyecto que comenzaron a gestar dentro de la Comuna Agropecuaria Negro Primero, fortalecería ese empuje de seguir trabajando la tierra solidariamente. Y la apuesta no los dejó mal parados: al poco tiempo de tener las 95 reses en su poder, 10 de ellas ya producían leche y queso para el consumo diario. Pero nadie dijo que el esfuerzo se agotaba aquí.

Aunque las vacas estaban, los materiales para construir bebederos, corrales y comedores, no los tenían. Sin embargo, no se intimidaron. Tómate un tiempo y pásate por esta historia documentada por el Sistema de Integración Comunal, que desde sus fotos huele a vaquería: