Una harina de raíz venezolana

En Las Bambitas, estado Bolívar, una comunidad kariña propone producir mil kilos de harina de yuca diarios, para darle al trigo un golpe de timón

Más de cincuenta años tiene la tradición de la yuca como principal alimento en la comunidad Las Bambitas, a pocas horas de Ciudad Bolívar. Será por esto que cuando el trigo dejó de aparecer tan seguido en los containers de las aduanas, estos kariñas supieron cuál era la solución: la misma yuca con la que hacían los casabes, funcionaba al pelo para hacer tortas, panquecas y hasta alimentos para bebés. Algunos hasta dicen que por eso los kariñas no saben qué es eso de hacer colas para comprar pan.

El descubrimiento fue por azar. Un día cualquiera comenzaron a preguntarse si acaso no podían usar la yuca para algo más que casabe. Experimentaron. El resultado: pudieron hacer tortas y dulces. Pero fueron más allá, logrando preparar hasta galletas. Entonces era inevitable la unión: cada campesino kariña acordó contribuir con su cosecha autogestionada a la producción de harina de yuca con sello artesanal y comunitario. La meta: poder distribuir hasta Ciudad Bolívar y, de ser posible, crecer y poder llevar el producto a todo el país solidiariamente.

Con mil kilos de harina producidos diariamente, estos campesinos podrán despegar su proyecto y sumarse a la economía solidaria. Porque ya no solo alimentan a todos los habitantes de “Las Bambitas”, sino a gran parte de Ciudad Bolívar. Pásate por el reportaje que Cultura Nuestra hizo sobre esta comunidad, en donde la harina ha dejado de ser traída en buques extranjeros.