Territorializar con economía solidaria

En San Martín, Caracas, produjimos un evento para hacer de la socioproductividad una alternativa al modelo capitalista

La primera parada: bienvenida y folleto informativo con pasatiempos que polemizan la obediente idea del tiempo y del trabajo bajo el esquema capitalista. Segunda parada: cuatro grupos de cuatro cilindros cada uno, que cuentan cómo se desarrolla la producción desde las cadenas especulativas, el tiempo, el dominio y la dependencia. Tercera parada: las naves de realidad virtual, en las que se es espectador de 4 experiencias socioproductivas venezolanas en formato de video 360. Y para la ñapa: una estación de serigrafía y cuadernillos de colorear para los niños. Quizá así se pueda puntualizar las etapas del primer evento de Chamba en el sector El Atlántico, de la capital, en noviembre del 2017.

Después de Más allá de la Mina nos seguíamos preguntando si las arcadas de petróleo serían sempiternas en Venezuela. Pero esta vez nos lo preguntamos con el derrumbe del sistema rentista en nuestras narices. De modo que, donde los demás vieron sorpresa y zafarrancho, nosotros encontramos una brecha. Fue imposible dejarla pasar: a partir de entonces comenzamos a pensar en un proyecto de narrativa trans-mediática de la socioproductividad liberadora: el relato de la economía solidaria en Venezuela desplegada en múltiples plataformas comunicativas.

La piedra ancilar del proyecto fue la replicabilidad. El objetivo: terminar de despegar las comunas, movimientos y empresas de producción social hacia la autonomía total. Más evidente y acertado no pudo ser el nombre oficial: Chamba. No fue poco lo que se discutió y planificó, pero un poco después del año llegó el evento: la confirmación de que la idea se transformó en una experiencia para promocionar el cooperativismo y el trabajo liberador.

En El Atlántico el terreno estaba abonado: además de tener un consejo comunal conformado por 443 familias y un par de intentos en crear proyectos socioproductivos, la mayoría de los vecinos son obreros que venden su esfuerzo y su tiempo para cubrir los gastos del día a día. Instalamos los equipos en la pendiente de la calle Las Piñas para hablarles del trabajo en la sociedad capitalista y de las alternativas posibles al decrépito sistema petrolero que no cesa de derrumbarse.

¿Quieres ver más sobre el evento? Aquí te dejamos un registro fotográfico del día en que Chamba territorializó en el sur de Caracas.