La buena leche comunitaria

En Mesetas, Colombia, los campesinos producen cooperativamente leche para 25 familias. 

Llenar las cubetas en tres horas: el oficio de Miryam Olaya y su esposo, ordeñadores de la Cooperativa Cooagrolam, en Meta, Colombia. Quizá un poco más de tiempo: desde las cuatro de la mañana el ganado comienza a transitar el corral de la familia, hasta que la cuota esté alcanzada y el camión de la cooperativa recoja los tanques. 25 familias beben la leche de Cooagrolam, por lo que no podíamos dejar de echarle un vistazo a este proyecto.

Comencemos: el municipio de Mesetas, en el centro de Colombia, vendía maderas. Cuando la tala acabó con los árboles, sembraron coca. Y cuando la violencia imposibilitó la siembra de coca, quedaron en el aire. Es entonces cuando nace Cooagrolam: la organización de todos los campesinos  con un mismo objetivo: producir la leche que bebían. No sabían de cooperativismo. Nunca habían trabajado juntos. Pero las ganas de sumarse a la economía solidaria y la preparación, echaron a rodar el proyecto.

Y un dato más: ante la imperante producción masificada de leche, Cooagrolam trabaja con un sistema ecológico y sustentable, que permite la mejor calidad del lácteo.

OrgsolidariasTV se fue Colombia adentro a hablar con los artífices de este modo de reaprender a producir la vida. En 4 minutos y medio te lo cuenta en el lugar del ordeño.