Contra el veneno minero, ganadería solidaria

El Consejo Comunal Fincas de Santa Bárbara, del estado Carabobo, se enfrenta a la minería tóxica para impulsar su proyecto ganadero

¿Para la empresa privada Canteras del Torito la tierra será algo más que una mina barata de la que extraen el granzón? Desde el Consejo Comunal Fincas de Santa Bárbara los campesinos denuncian que no: la extracción de tierras pone en peligro las reservas de agua y las cosechas de la comunidad Canaposare, en Tocuyito, Estado Carabobo. Y lo más perjudicial: muriendo las cosechas y acabándose el agua, muere el ganado, protagonista del último proyecto que se desarrolla en el Consejo Comunal.

Se trata de la cría de ganado para doble propósito, que beneficiará a 74 parceleros y a 6.000 personas en toda la Comuna Árbol de las Tres Raíces, en la que hacen vida los comuneros de Canaposare. Para el 2016 contaban con 12 novillas mestizas de raza Brahama, ya embarazadas, y un toro también mestizo raza Carora. A mediados del 2017 se inició la producción de leche, a partir del nacimiento de los becerros: leche de la que beberán los campesinos de la comuna, y de la que también se sacará para la elaboración de quesos.

A la espera de los primeros resultados, las tierras de Tocuyito se pintan de cráteres marrones: huecos hechos por maquinaria para extraer el granzón. El ganado del Consejo Comunal Fincas de Santa Bárbara pasta muy cerca, dándole imagen a un gran reto de autogestión que se ve todas las mañanas.
 

En el Sistema de Integración Comunal se abre una ventana fotográfica a esta experiencia que mediante el trabajo liberador recupera la tierra para la vida.